A pesar del cambio, La Pulga suma 40 tantos en todas las competiciones este año

0
103
Publicidad

El nombre de Leo Messi va asociado al gol, a cualquier registro por imposible que parezca. No en vano, el argentino ha sido capaz de batir prácticamente casi todos los récords anotadores de la historia del fútbol. Con tres Pichichis y tres Botas de Oro (2010, 1012 y 2013) a sus espaldas la Pulga ha sabido sacrificar su consistencia goleadora para destapar una nueva virtud en su fútbol y beneficiar con ella al equipo.

Messi está demostrando esta temporada por qué ha ganado cinco Balones de Oro. Sus virtudes van mucho más allá de la efectividad anotadora. Aligerado en la responsabilidad del gol por el buen resultado que está ofreciendo el fichaje de Luis Suárez, Leo se está dedicando a nutrir al equipo de las asistencias que tanta falta le hacían.

Uno de los grandes temores de la afición barcelonista cuando Xavi Hernández puso rumbo a Qatar era la orfandad que dejaba en la sala de máquinas azulgrana y, sobre todo, la posibilidad de la pérdida del sello de identidad del juego culé, de las asistencias inverosímiles, de la posesión en el centro del campo… Pero ese temor lo ha disipado Messi en el primer año sin el centrocampista de Terrassa. El rosarino ha sabido adaptar su juego y alejarse del área para habilitar a Suárez y Neymar y abastecerles con pases que valen medio gol.

Eso fue lo que sucedió este sábado en el Benito Villamarín. Los dos goles del Barcelona partieron de las botas del argentino. En el primero fue un pase a Rakitic que entre Adán y Pezzella hicieron mejor de lo que era. Pero en el segundo gol, el de Suárez, la asistencia de Messi ya mereció pagar la entrada para ver el encuentro.

Lo que sucedió en el campo del Betis ha sido una constante durante todo el año. Sólo hay que echar mano de las estadísticas para comprobar el cambio de rol de Messi, que lidera la tabla de asistentes ligueros junto a Luis Suárez. Ambos han dado 15 goles a sus compañeros. Por detrás les siguen Koke Resurrección (13), Cristiano Ronaldo (11), Neymar y Bale (ambos con 10). El tridente azulgrana también es prolífico en esta variante del juego en todas las competiciones. Suárez ha dado 21 asistencias esta temporada por las 20 de Messi y las 18 de Neymar.

A pesar de su altruismo, la Pulga no se ha olvidado de marcar goles. Suma 25 tantos en Liga y 40 en total. De hecho, el argentino ha anotado en las seis competiciones que ha disputado el Barcelona esta temporada y podría haber sumado muchos más si no le hubiera dejado lanzar varios penaltis a Neymar y Suárez. En cualquier caso, las participaciones de Messi están siendo clave en este tramo final de temporada.

COMPARTIR

Comentários no Facebook