30 años México 86: las frases más agresivas que le dijeron a Bilardo antes del Mundial, como el “cobarde y enano mental” de Menotti

0
2584

Publicidad

El técnico atravesó por momentos muy difíciles durante la preparación y recibió terribles de críticas de jugadores, entrenadores y periodistas

“Teníamos todo en contra, todo en contra. Ni mis amigos entendían lo que hacíamos. Empezamos a jugar con tres defensores. Primera vez que doy el equipo, un amistoso con Suiza, en Berna, en 1984. Digo la formación y los periodistas que estaban ahí me dicen: ‘Carlos está confundido; nombró nada más que tres defensores’. Les digo: ‘Pero es así, vamos a jugar así’. Ellos no entendían: ‘Fíjese si no lo tiene anotado’, me pedían, y yo repetía: ‘¡Qué anotado, lo tengo en la cabeza!; ¡Esto va a ser así!’.

Carlos Bilardo repite tantas veces el sacrificio que significó dirigir a la selección en los 80 que hasta puede sonar cansador. “Lo que pasó fue difícil, fue muy difícil. Los pibes de ahora no saben lo que era. En medio del Mundial hacían notas preguntándose, ‘¿Qué falla la conducción o los jugadores?’ Y desde la Argentina opinaban jugadores, ex jugadores, técnicos. todos pesos pesados. Había que bancársela. Por eso digo: comparado con lo que fue aquello, dirigir ahora es un chupetín.”

Pero. ¿es cierto lo que dice Bilardo?

“El fútbol es tan generoso que evitó que Bilardo se dedicara a la medicina; es un cobarde y un enano mental”

César Menotti

Una de las peleas fue por darle todo el control del equipo a Maradona. César Luis Menotti le dio una entrevista a un medio alemán en Bonn y la revista Sólo Fútbol reprodujo algunas de sus declaraciones en su edición del 3 de febrero de 1986: “Maradona ha perdido su identidad desde hace tiempo y cada vez va peor. Lo demuestra ahora que quiere comprarse un Rolls Royce. El fútbol es un juego del pueblo y los profesionales de este deporte se tienen que preocupar por los intereses populares, no hacer lo que hace Maradona”. Hay que tener en cuenta que para gran parte del ambiente futbolístico, Daniel Passarella, que había sido el capitán en el título de 1978, tenía que seguir llevando la cinta. “El fútbol es tan generoso que evitó que Bilardo se dedicara a la medicina; es un cobarde y un enano mental”.

En los medios se dijeron muchas cosas. Pero el principal problema es que el equipo no jugaba bien. Desde el gobierno nacional querían un cambio de entrenador. Se dice que Diego Maradona conversó telefónicamente con el Secretario de Deporte Rodolfo O’Reilly para defender al Doctor: “Si lo sacan a Bilardo, no voy al Mundial”, amenazó Maradona.

El mismo O’Reilly reconoció en el documental “La historia detrás de la Copa”, que Raúl Alfonsín le pidió varias veces que lo despida a Bilardo. O’Reilly llamó a Julio Grondona para contarle la idea del presidente y el titular de la AFA le contestó: “Michingo, vos dedicate al rugby que del fútbol me encargo yo”.

Foto: Archivo / Antonio Montano

Los rumores habían comenzado después de la derrota con Francia en marzo (0-2). La cosa se fue intensificando tras la caída en Oslo. El 15 de abril la revista El Gráfico publicó una carta abierta de Osvaldo Armando Otero, subsecretario de Deporte de la Nación, en la que decía: “Señor Bilardo, nadie lo quiere echar”.

¿Realmente los ataques llegaban de todos lados? Veamos:

Recibía las críticas de los jugadores que él no tenía en cuenta:

“Con Passarella se equivocó feo y la reacción del pueblo lo obligó a remontar el barrilete. No me extraña, este muchacho hizo demasiadas macanas” (Américo Rubén Gallego, El Gráfico, 29 de abril de 1986)

“Bilardo dice que ahora que están juntos van a tener tiempo para trabajar; para mí ya no hay tiempo para nada” (Hugo Gatti, El Gráfico, abril de 1986)

“Ningún técnico del mundo dejaría fuera del equipo a Fillol” (Hugo Gatti, Sólo Fútbol, 10 de febrero de 1986)

“Yo puedo enloquecer a todos los marcadores y ser el mejor puntero del país, pero Bilardo jamás me convocará. Me molestó que dijera que los wines no tenían nivel internacional y tenían que valer 600 mil dólares para que nos convoque. Así me convocara mañana, yo no jugaría con la selección argentina” (José Castro, delantero de Argentinos Juniors, Sólo Fútbol, 3 de febrero de 1986)

“Bilardo es un inchoerente. Jamás aceptaría jugar en una selección dirigida por él. Con esta conducción es casi imposible que la selección pueda tener una buena ubicación en el Mundial” (Héctor Baley, Sólo Fútbol, febrero de 1986)

“Bilardo no puede hablar de mi fracaso en la selección. Se olvida que él llegó por ser un técnico barato y yo me fui por ser caro”

César Menotti

Compartilo

También lo castigaban los jugadores que formaron parte del equipo y luego quedaron fuera del proyecto:

“El técnico me mintió, me dijo que iba al Mundial y me defraudó como persona” (Enzo Trossero, El Gráfico, mayo de 1986)

“Bilardo no respeta nuestra tradición futbolística” (Claudio Marangoni, Sólo Fútbol, 17 de febrero de 1986)

“Hay jugadores que entraron en la lista porque lo apretaron a Bilardo” (Juan Barbas, El Gráfico, 22 de abril de 1986)

“A medida que pasa el tiempo las incoherencias de Bilardo son mayores” (Mario Vanemerak, Sólo Fútbol, febrero de 1986)

Menotti y Bilardo se reunieron sólo una vez en 1983 para hablar de la selección; luego, llegó la histórica pelea
Menotti y Bilardo se reunieron sólo una vez en 1983 para hablar de la selección; luego, llegó la histórica pelea.

De los entrenadores argentinos:

“La selección no jugó en Buenos Aires, en Mar del Plata, en Mendoza, en el país porque Bilardo le tiene miedo a la gente. La verdad es muy clara: a nadie le gusta la selección” (César Luis Menotti)

“No entiendo a qué juega la selección con cuatro centrales y sin marcadores de punta ni punteros” (Nito Veiga, DT de San Lorenzo, Sólo Fútbol, 25 de noviembre de 1985)

“La selección no me gusta para nada” (José Pastoriza, DT de Independiente, El Gráfico, 8 de abril)

De los entrenadores extranjeros:

“Los argentinos tienen problemas técnicos para usar a los marcadores de punta como punteros. No dominan los mecanismos de relevo. No pueden realizar una carrera de 80 metros para regalarle un centro al sttoper rival y después volver a correr 80 metros para tapar su espacio. Además, le diría a los argentinos que pensaran un poco más en el espectáculo” (Henri Michel, DT de Francia, El Gráfico, 2 de abril de 1986)

De los periodistas extranjeros:

“Futbolísticamente, la Argentina está 10 años atrasado de la época en la que salió campeón con Menotti. La excepción es que están muy bien físicamente” (Jean Viernes, L’Equipe de Francia, 1 de abril de 1986)

“La Argentina era un país futbolísticamente muy rico. Hoy debe conformarse con esto.” (Jean Jacques Bozonnet (Le Monde, 1 de abril de 1986).

Y hasta de los jugadores que integraban su equipo:

“En Independiente me silban porque juego en la selección” (Ricardo Giusti, Sólo Fútbol, febrero de 1986)

“Bilardo es un buen tipo, pero vemos el fútbol de manera totalmente opuestas. Yo jugaría con punteros. ¿Cómo no va a estar Barberón?” (Ricardo Bochini, Sólo Fútbol, 29 de julio de 1985).

Son sólo algunas de las cosas que se dijeron. Para entender mejor porqué Bilardo dice… “dirigir ahora es un chupetín”.

Fuente La Nacion

 

Comentários no Facebook