26 años de Italia 90: El baile de Brasil,Con Diego sin tobillo , El Pajaro y su gol inolvidable y el famoso ‘bidón de Branco’, Argentina eliminaba a Brasil

0
774

Una ‘batalla épica’ se vivió el 24 de junio de 1990 en Turín por los Octavos del Mundial 1990 entre la ‘Albiceleste’ y la ‘Verdeamarelha’. Los ‘cariocas’ estaban ‘vapuleando’ a los dirigidos por Bilardo, quien para la segunda etapa apelaría a su característica ‘viveza criolla’. El volantebrasileño Branco bebería agua y quedaría “atontado”. Acusó, pero nadie le creyó. Argentina venció por 1 a 0 con gol de Caniggia y años más tarde, Maradona revelaría cómo “se pudrió todo”

La Selección argentina llegaba al Mundial de Italia 1990 como defensora del título, tras haberse consagrado en México 1986. Sin embargo, la ‘Albiceleste’ había superado la fase de grupos casi a los ‘tumbos’, clasificándose como tercero de la zona B y en Octavos debía enfrentarse nada más ni nada menos que con su rival de toda la vida, Brasil, quien llegaba como líder del Grupo C.

 

Y el 24 de junio se disputó ese tan esperado clásico por propios y extraños que deseaban ver un ‘concierto’ de fútbol entre dos de las grandes potencias mundiales. De un lado estaba la ‘Albiceleste’ com Diego Maradona y Claudio Paul Caniggia como protagonistas estelares –comandados técnicamente por Carlos Bilardo; y del otro llegaban Dunga, Romario y Bebetocomo los líderes de un seleccionado dirigido por Lazaroni.

 

Ambos elencos salieron al campo de juego de Turín con la única intención de no quedar eliminados en manos de su histórico rival, pero uno fue el que contó con el gran protagonismo futbolístico de principio a fin y esa fue la ‘Verdeamarelha’, que estaba prácticamente ‘vapuleando’ a una ‘Albiceleste’, que sufría horrores y le ‘agradecía’ a los postes por mantenerla de pie.

 

Pero llegó el momento en que la atención dejó de centrarse en las destacadas virtudes futbolísticas que se esperaban de tan importantes estrellas desplegadas dentro del campo de juego. Sucedió que el encuentro se detuvo para asistir a Pedro Troglio que había recibido una infracción y el brasileño Branco se acerca para refrescarse con el agua que tenían los médicos argentinos.

 

Un abrupto cambio en su físico sintió el volante ‘carioca’ y dos minutos después se acerca nuevamente a investigar la situación cuando el partido se vuelve a detener, esta vez por una falta a Diego. El brasileño notó que había dos tipos de envases de agua y que los argentinos no bebían de las mismas botellas que le compartían a ellos. Al notarlo, acusó a los árbitros pero su reclamo fue en vano.

El encuentro continuó y a los 36 minutos apareció el oriundo de Fiorito para despacharse con una genialidad desde mitad de cancha, dejar a tres rivales en el camino y descargar el balón para el ‘Cani’, quien mandó la pelota al fondo de la red y decretó el 1-0 final que le daría el pasaje a Cuartos a la Argentina y eliminaría a Brasil de la Copa.

Pese a que Branco reconoció que el partido lo perdieron por una genialidad de Maradona, no dudó en reafirmar su acusación: “Tomé agua de una botella y me sentí atontado, pude tener un ataque o caer en el control antidoping”. Lo cierto es que la historia del ‘misterioso’ bidón quedó sólo en las palabras del brasileño y como una anécdota más  de la ‘batalla’ entre los dos gigantes de América.

 

Sin embargo, pocos imaginarían que 14 años más tarde aquella ‘viveza criolla’ saldría de los vestuarios a la luz, relatada por el propio Diego en un programa televisivo. En medio de una gran cantidad de anécdotas, el astro develó: “Branco se tomó todo. Pateaba los tiros libres y se caía, veía nublado. Alguien picó un Royphnol (tranquilizante) y se pudrió todo”. En cuestión de horas la noticia recorrió el mundo y Branco alzó su voz: “En aquel momento nadie me creyó. Pensaron que era una excusa por la eliminación. Gracias a Dios, la justicia tarda, pero aparece”.

Ante semejante ‘revuelo’, fue el presidente de la AFA, Julio Grondona, quien tomó la palabra y se defendió: “Va a haber que buscar al bidón para que hable. Honestamente, espero que llegue la protesta para contestarles como corresponde”. Por su parte, el ‘Doctor’ se llamó al silencio y el hecho pasó a ser una anécdota más en su extensa lista de ‘mañas’, ya que a su entender “en el fútbol vale todo”. 

 

comentarios en Facebook